X- pag.13

El siguiente es un artículo ya presentado en nuestro segundo número, allá por mayo del año pasado. Artículo que hemos decidido rescatar, teniendo en cuanta la atemporalidad con que fue elaborado y la vigencia que podría tener actualmente. Al mismo tiempo, fue sometido a una revisión, corrección y actualización para adaptarlo al ‘‘aquí y ahora’’, teniendo en cuenta que estamos hablando de una historia que no se ha frenado aún. No queremos decir con esto que sea ‘‘la historia oficial del electronicore cubano’’, siendo meramente una revisión minuciosa de los eventos relativos a este fenómeno, pero elaborado desde una perspectiva bastante individual, por lo tanto está más que prevista la posibilidad de alguna omisión o error.

 

Pd.: Y no ‘‘rescato’’ este artículo para rellenar… bueno, un poco de eso sí. Más bien que lo hago debido a que lo considero un artículo que lo merece. También porque en aquella época ni llegábamos de las mil visitas, así que hay probabilidades vaya a ser la primera vez que tú lo leas.

original y revisión por: A9X

////////////////////////////////////////////////

Historia del Electronicore en CUBA

 

La historia del electronicore en Cuba muestra singularidades bastante peculiares y considerablemente distantes de sus foráneos, siendo un género tan novedoso como sujeto a controversias dentro de la comunidad del rock cubano. En el país el género tiene sus códigos propios, aunque en una etapa inicial fue un simple reflejo del boom internacional del género, con el tiempo ha sabido adecuarse a las exigencias del público y las agrupaciones cubanas… A pesar de lo tan nuevo que ha sido para el país.

 

Pre-Historia (principios de los 2000’s)

Las raíces del género en Cuba han estado demasiado separadas de los orígenes que encontraron sus desarrolladores de otros países, razón por la que es considerado un género completamente importado. Contrario a como sucedió en muchos países, el industrial metal (que representó un antecedente natural para el electronicore) no presentó a tantas bandas del género dentro del país; contrario como sí sucedió con el Nu-Metal, Rap Metal o Grunge; géneros que fueron contemporáneos a éste. A su vez, casi ningún grupo de metal cubano introdujo trabajos electrónicos a su música, consecuencia provocada por la dificultad de adquirir en esa época los implementos tecnológicos necesarios para desarrollar dicho sonido. De hecho, es sabido que muy pocos grupos, como decir Hipnosis o Escape -y unos pocos más- introducían teclados a su música; pero no disponían de la tecnología adecuada para trabajar con secuencias y producción electrónica.

click para descargar imagen HD

De hecho, hasta ese momento el metal en Cuba era un movimiento completamente alejado de la música electrónica, que por aquel entonces no contaba con el crecimiento que estaba haciéndose notar en el mundo entero, siendo por aquellos días la era del techno y la música house. A pesar de eso, la electrónica no tenía demasiados adeptos entre los cubanos, pero si se estaba haciendo de un lugar importante dentro de las ‘‘discotecas’’, algo que dividió en opinión a muchos de los defensores del rock y el metal cubano.

 

Antecedetes (2009-2012)

Con el incremento y accesibilidad a la tecnología, permitió que los grupos pudiesen trabajar en entorno digital y producir dichos samples -mediante la computadora-, aunque seguía existiendo la imposibilidad de reproducirlos en vivo con instrumentos reales. Esto planteó un inconveniente: muchas veces era imprescindible reproducir estas secuencias en vivo; así que se optó porque el sonidista del grupo las reprodujera. Motivados por la aceptación internacional de los llamados Dj, en la mayoría de los casos comenzaron a incluirse dentro de la alineación de la banda. Sucede que en la mayoría de los casos este ‘‘Dj’’ se distanciaba del típico ‘‘pinchadiscos’’ con su scratch que las bandas de nu-metal internacionales tenían, puesto que recurrían a laptops para reproducir los samples, en la mayoría de los casos usando nada más que al Virtual Dj o FL Studio pero no recurriendo de ninguna manera como una funcionalidad de instrumentos, osea que que se limitaban a ‘‘dar play… y ya’’. Muchas agrupaciones empezaron a trabajar con estos Dj/Tecladistas aunque las más notorias seguían limitándose a ejecutarlas como secuencias sin necesidad de agregar un integrante para ello. Entre los que recurrían a estos Dj y tenían trazas de electrónica podemos mencionar a DeadPoint –que en ese entonces era una banda de metalcore puro-, Hot Zone –Nu Metal-, etc.

Uno de los primeros antecedentes directo de suceder este género está palpable en el disco de 2012 de Estigma DC: Sobrevivientes 0, para nada introducidos en los confines deñ electronicore si exhibían bastante presencia de samples electrónicos. Uno de los pioneros fue el mencionado DeadPoint, con su álbum Palabras Vacías, ya que habían vuelto al Dj Frankale parte de su alineación oficial. Otro grupo notable por recurrir a estos tipos de secuencias electrónicas fue la agrupación Seven Days, quienes parte de sus miembros a raíz de la desintegración formarían Waiting for Nadia. Pero ciertamente ninguno de estos podría ser clasificado como electronicore en ese entonces, ya que se limitaban a incluirlos como un pequeño acompañamiento o en algunos casos como mera armonización de la canción, sin recurrir a ningunos de los recursos que permitirían clasificarlos bajo el término. No obstante, muy próximamente esta tendencia estaría por revertirse.

 

Primeros Pasos (2011-2013)

Internacionalmente la música electrónica y su homólogo metalero, el electronicore, estaban comenzando a hacer furor. Sin embargo en Cuba permanecíamos relativamente distanciados del panorama rockero internacional; de manera bastante tardía aparecería la canción que puso al género en foco: The Final Episode de Asking Alexandria. Así que inspirados principalmente en la sonoridad que estos y que otros grupos similares importaron, comenzaría una competencia que demostraría que era solo cuestión de tiempo ver cuáles serían los primeros grupos en hacerlo.

DeadPoint darían un paso adelante -puesto que ya tenían a un Dj calificado en sus filas- propiamente interpretando en directo la composición original de Asking Alexandria y posteriormente internándose en un estudio para producir un sonido mucho más centrado en el electronicore. En el municipio capitalino de Playa apareció Mirror+Fear, probablemente la primer banda netamente del género; estos darían unos pocos conciertos y compusieron canciones propias, pero debido a falta de estabilidad se desintegrarían muy pronto, no pudiendo dejar gravado nada. Luego de la mencionada desintegración de Seven Days, varios de sus miembros formaron Waiting for Nadia en 2012, un grupo que tardó bastante tiempo en concretar una producción fonográfica, pero que desde sus inicios se propusieron ser una agrupación del género y presentaron inmediatamente sus canciones propias, así como covers de Asking o Abandon All Ships. Otro de los grupos más populares del metalcore, The Shepal decidió incluir en su repertorio de covers temas originales de Attack Attack! y por supuesto que los archi-presentes Asking Alexandria.

Por otra parte, Darkness Fall ya había dado el paso adelante con su disco de 2011 Dominio, con unas pocas canciones con una significativa presencia de electronicore–como las piezas intro y A Mis Pies– aunque no podíamos aún separarlos de la clasificación de Metalcore.

click para descargar imagen HD

A ojos de todo nadie había concretado aún una producción discográfica inherentemente electronicore, aunque era lógico muy pronto alguien tomara la delantera. Cronológicamente el primer disco del género propiamente dicho fue Road to My Destiny por parte de The Waiting!, presentado a principios del 2013. Aunque dicho trabajo ciertamente equivalía una analogía del sonido de Asking Alexandria u otros similares, más cerca del metalcore moderno con pasajes post-hardcore. Este álbum fue producido por Tiago Felipe (ex -guitarrista de Kill The Fish / actualmente Stoner), quién a la postre se volvería el principal productor de este estilo manufacturado en él país, así como uno de los más solicitados actualmente.

 

Masificación / Apogeo (2013-2015)

Pero a cuestión de meses del lanzamiento anteriormente mencionado apareció quién para muchos fue la primer producción netamente del género: 6 Veces + por parte de DeadPoint y producido por el mismo Tiago. Si bien seguían en parte con su metalcore, su estilo personal alcanzó una sonoridad bastante propia y proyectó una actitud convincente que los llevó a lo largo de todo el país así como conseguir una considerable redifusión y apariciones televisivas. El mismo 2013 irrumpió Say my Name, una banda creada por uno de los dos cantantes de The Waiting! e inmediatamente se metieron en los Studio Cero (propiedad de Estigma DC) para producir su álbum debut Resurrección. El disco de SMN fue lanzado el 23 de Noviembre de ese año y mostró algo así como una continuidad al sonido de The Waiting!, pero más bien una mejoría o evolución con respecto a aquella. Otro de los grupos seminales sería Waiting For Nadia, quienes –como se había ya mencionado- llevaban un tiempo de formados y contaban con bastante aceptación de público, por lo que al momento de salir La Última Palabra a principios de 2014 (igualmente producida por parte de Studio Cero) significaría un éxito instantáneo y les valdría críticas muy favorables.

El 2014 significó un incremento sumamente notable para el género, así como el momento determinante en que la mayoría de las agrupaciones comenzaron a desarrollar una sonoridad bien propia. Con su mayor protagonismo en La Habana, significando un verdadero boom, al punto de ganarse la clasificación de ‘‘una moda’’ y por lo tanto se expuso a una sobre-saturación. Por lo tanto, progresivamente empezó a ganar cada vez más seguidores como detractores. Los códigos de vestimenta, que en un inicio eran lo mismo que la moda emo –al igual que en el resto de mundo- se empezó a volcar más hacia una imagen un tanto más contemporánea, accesible o cotidiana, otra razón para acumular críticas dentro de los más férreos seguidores del rock o del metal más tradicionalistas. En esa época el Maxim Rock y las giras por provincias estaban colmadas de estas agrupaciones, ya que estos representaban un fuerte atrayente para el público más joven. En su punto máximo de popularidad DeadPoint gravó una versión de Un Tiro Al Aire con el dúo de reget*n Chacal & Yakarta, tema que finalmente no terminaría saliendo al público por desacuerdos entre ambas partes, pero que ocasionaría una división total entre los seguidores.

Desde entonces varios grupos se subieron ‘‘al carro’’ modificando su sonido. Menciones especiales reclaman la banda Breaking Blessings quiénes con su disco Otro Nivel del 2014 se modificaron su deathcore original, produciendo una especia de hibridación de ambos estilos. O los ya reseñados The Shepal con Inalcanzables en 2015, que en menor medida muestran influencias.

Si bien, era La Habana donde el movimiento alcanzo más nivel, aparecerían bandas de en las provincias, aunque en menor número. Importantemente resultan Breaking The Silence por oriente. Igualmente Dark Resistance, un proyecto bastante amateur pero que sería una banda exclusivamente dedicada al género, ya que varias de los anteriormente mencionados caerían más bien en la categoría metalcore, significando también la primera agrupación de cualquier género en tener blog en la red CUBAVA.

En 2015 el mismo productor Tiago Felipe sacaría con su propia banda de Heavy Metal / Hard Rock Stoner el EP Nuevo Despertar, que presenta un sonido bien renovado con respecto a su estilo previo, metiéndole bastantes características propias del electronicore. Sobre la misma fecha se produjo el EP Dimensional, presentado en 2016 por parte de Waiting for Nadia, disco que a pesar de su muy corta duración –solo cuatro canciones- consiguió el agrado de la crítica especializada que notó una evolución musical bien seria, logrando un sonido muy propio y aun así metidos dentro de los códigos del electronicore, expandiéndolo como tal. Otro lanzamiento bastante notable de ese año sería Game Over de DarknessFall, quienes se volcaron mucho más de lo que solían hacia este género, destacándose por ser un híbrido entre su habitual Metalcore con características propias del Nu Metal. Por su parte, The Waiting! anunciaron su regreso con nuevos integrantes, siendo el vocalista único miembro fundador. Un Nuevo Comienzo fue su lanzamiento y mostro un sonido bastante distinto a su debut, pero de igual forma parte de electronicore del que fueron pioneros.

Sin embargo luego de este crecimiento repentino el movimiento comenzó a dar muestras de agotamiento.

 

Ocaso (2015-2016)

Si bien hasta ese entonces la predominancia de exponentes era innegable, con conciertos cada vez grandes, empezaron a aparecer señales de estancamiento. Por una parte no aparecieron bandas noveles notables: como mencionar a los mismos Dark Resistance, Smerald Cities o Alianza, pero ninguno de estos fueron proyectos demasiado serios y durarían bastante poco, ninguno de ellos grabando álbumes oficiales o consiguiendo mayor repercusión.

click para descargar imagen HD

Las bandas principales se frenaron considerablemente, en especial DeadPoint que a raíz de la entrada de su nuevo vocalista Silvio Rodríguez –no es el cantante de trova, evidentemente- tardaron un período considerable en publicar su próxima producción o presentar canciones nuevas al público, algo que causó desagrado por parte de los seguidores. Por otra parte, la mayoría de sus integrantes formaron el proyecto alterno Kill The Party, que se alejaba completamente del rock volcándose hacia la EDM –electrónica comercial – y el Trap. Con el tiempo sus esfuerzos se volcaron cada vez hacia este grupo poniendo a DeadPoint en un actual estado ‘‘semi-inactivo’’. Luego de una larga espera estos sacarían, culminando 2015, El Virus EP, un disco que no fue acogido de la misma manera que su predecesor, fuera de todo pronóstico representó el último lanzamiento del género debajo del techo del Maxim Rock.

Debido a que esta importante sala, única plaza de rock/metal cubano, cerrara por ‘‘reparación’’ acabándose el año, muchos grupos se quedaron sin el lugar habitual para presentarse, por lo que en su mayoría decidieron esperar por la reapertura que se esperaba para principios de 2016. Sin embargo, esta fecha ya se ha prolongado casi 2 años –, perjudicando inmensamente al público de La Habana y a todas las agrupaciones, teniendo en cuenta que había sido el epicentro del movimiento.

 

Actualidad y (Potencial) Futuro

En la actualidad varias de las agrupaciones han pasado a un estado ‘‘semi-inactivo’’ o se han enfrentada a cambio constantes en sus alineaciones. Por ejemplo, DeadPoint a cambiado al punto que ahora cuenta con Tiago Felipe como co-vocalista y guitarrista. Por otra parte, Say My Name lleva desde 2016 un proceso de cambios constante, mencionar el remplazo de guitarristas y el baterista y las salida de su cantante/director Yordi y más recientemente la de su tecladista quién había pasado a ser el vocalista provisionalmente. A su vez, Breaking Blessings a declarado el fin de su existencia y The Waiting! completamente ausentes de los escenarios, ‘‘su destino es incierto hasta el día de hoy’’. Waiting For Nadia si no han dejado de dar conciertos, pero recientemente anunciaron un proyecto alterno de reget*n/ trap llamado Imperio.

Por otra parte han aparecido bandas más jóvenes que pretenden revitalizar la escena, todas ellas de formación bastante reciente: mencionar a Dekadencia, Silent Cry o Water in Flames. Todos proyectos bien jóvenes, se encuentran trabajando material propio. Otra de las bandas jóvenes que se adentra un poco en el género, pero que no se podría calificar como tal es Pray for Plagues.

También mencionar que grupos ya establecidos como Say my Name han adelantado que se encuentran trabajando en música nueva, un tanto alejado de su sonido anterior pero siguiendo metido en el género. Tal como Waiting for Nadia, que están dando forma a una nueva producción, por el momento ya se han visto adelantos de este nuevo material. Igualmente Stoner presentó en septiembre del 2017 el larga duración Destino, que da continuidad al sonido que mostraron en su previo EP y hasta el momento ha gozado de notable repercusión a escala nacional e internacional.

 

Debemos mencionar que el movimiento a nivel internacional ha frenado aquel crecimiento vertiginoso, no solo aquí, puesto que la mayoría de las bandas renombrables han estado atravesando por situaciones similares que las nacionales –lógicamente que en condiciones distintas-. En Cuba estamos en una etapa decisiva por saber si definitivamente este desaparecerá o surgirá una nueva generación que lo defienda.

******************

original y revisión por: A9X

6 Replies to “X- pag.13”

  1. cham no se a que Alianza te refieres pero lo que si se es que yo integre una banda de igual nombre y no haciamos nada de eso, lo que tocabamos era death melodico sino preguntale al abterista de darkness fal que era nuestro baterista o al lachy de combat noise que era el bajista,NUNCA hicimos electronica

    • SI conosco perfectamente la Alianza que usted integro, tengo sus trabajos en el archivo, posiblemente sean mencionados (de una u otra manera en proximos numeros de la revista). La Alianza que en este caso mencionamos se trato de un novel proyecto que existio entre 2014-2016, interpretes de sub-genero mencionado… Gracias por la necesaria aclaracion, disculpe las confusiones que pudo haber ocacionado

      • no hay problemas mano, lo unico que hice la aclaracion por sin no tenias la informacion, por lo demas muy buenos tus trabajos en la revista sigue pa alante aunque a veces te encuentres sin apoyo que hay muchos que te lo agradecemos desde el alma, sin guataconeria.

        • Muchas gracias hermano. Siempre se agradece que se facilite informacion, pues anque no lo creas mis vias no son diferente del todo a las de cualquiera, asi que de verdad que gracias. mantengase al tanto sobre lo nuevo que publicaremos. Igual si desea aportar (de la forma que desees) pues aca con gusto se publicara lo que desees. Un saludo!

  2. en cuba hubo intentos previos y proyectos y grupos consolidados que antes de todo esto ya estaban trabajando con una mezcla de rock y electrónica (entendida esta última tal vez de una manera un tin distinta a lo que se asume hoy como “electrónica”). de hecho el laboratorio nacional de música electroacústica (lnme) patrocinó directa o indirectamente algunas de esas experiencias. y hablamos desde inicios de los años 90… creo que se impone ir un poquito más atrás para buscar otros antecedentes. saludos y gracias por el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.