No.13//Pag.04

Llega fin de año a G. Y como todas las publicaciones especializadas en este tipo de música, ya era hora que tomásemos partido en señalar lo que más nos impactó este 2018.

No pretendemos que este sea uno de esos ‘‘listados de lo mejor o lo peor del año’’. Pues evidente resulta que no tenemos la posibilidad de juzgar de la forma más perfectamente objetiva. Ni fuimos capases de escuchar todo el material que salió en un año tan valioso para la música como lo fue éste. Tenemos que remarcar, primero, que somos solo una publicación independiente llevada por unos pocos. Aun fuésemos una trasnacional con un multitudinario equipo de trabajo, era imposible llegar a procesar cada una de las producciones que salieron al vasto mercado. Cosa más irrealizable si tuviésemos en cuenta aquellas casi invisibles agrupaciones de escenas pequeñas como la nuestras, ya que de todos lados emanaron grandes producciones de las que lamentablemente no dimos a vasto escuchar todas. Siempre catalogamos de ‘‘pretenciosos’’ y hasta de ‘‘errados’’ listados que designan estas cosas.

Entonces, porque nos embarcamos en hacer algo así? Primero, porque consideramos negativo si dejábamos de hacerlo, rendir debido honor nunca está de más. También pensamos tener un poco más de objetividad debido a nuestra falta de compromisos con entes externos, esta es simplemente una opinión que compartimos, evitando ensuciarla con influencias ajenas.

Confeccionamos esto como una simple guía. Sin numeraciones, ni favoritismos y persiguiendo la mayor diversidad y objetividad posible. No un TOP absoluto. Simplemente trabajos que nos impresionaron y creemos que podrían tener similar recepción en tí. Aun no excepto de fisuras, omisiones e inconscientes arbitrariedades de nuestra parte. Por ello exponemos siempre la razón del porqué hubimos de colocarles acá. Y esperamos en tus comentarios para que refutes nuestras elecciones o nos digas quién omitimos, pues tu opinión es más valiosa que la nuestra.

OJO: esta sección no está recomendada ni para fanboys, ni para aquellos haters que se contrarían tanto que terminan apoyando causas pérdidas aún ni les gustase… Por supuesto, que nada de esto está escrito en piedra, es solo una opinión nuestra. Sinceramente, no pretendemos que te ofendas. Siéntete libre de expresarte abiertamente con tus comentarios; pero si lo vas a hacer, que sea de la misma manera objetiva y respetuosa con que la hicimos.

Confeccionado y Editado por: A9X (el chico de las pd’s)

  • ESPERA LA SEGUNDA PARTE PARA NUESTRO NÚMERO 14

 

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Bullet for my Valentine – GRAVITY

fecha de lanzamiento: 29/06

Tal como exponía allá arriba, esto no pretende ser un TOP.10, ya que como decía, dar preferencia a alguna pieza de distinto género o de diferente contexto resultaría a fin de cuentas un ejercicio individualista bastante sujeto a apreciaciones personales. Ya dicho esto, si hubiese tenido que decantarme por un álbum especial de este año (al menos desde una perspectiva personal, y por parte de la mayoría de la gente allegada a mí) GRAVITY es una jodida decepción para los fans de una banda que se colaba entre las predilectas de muchos acá en G.

La Gravedad del error cometido este año por BFMV se ve en contraste con lo que solían entregar en antaño: Carencia de técnica, falta de enganche, innecesaria simplicidad, ablandamiento eXtremo… vendimia evidente. Y no lo decimos porque suene menos ‘‘fuerte’’ que sus antecesores, que entregar material menos contundente que antes haga que se descarte automáticamente. Se puede cambiar, en la dirección que sea, pero que se sepa que lo hicieron para bien.

Primero que nada, el hedor a ‘‘vamos a hacer un Black Album’’ se siente de lejos. La tentativa de hacer algo más digerible para un público más masivo y menos exigente con la música que consume es un fantasma que persigue a cada banda que se empieza a hacer masiva, y que casi siempre acaba cobrándoles factura. Los gritos de Matt casi se extinguen, y eso no sería problema si al menos se hubiese esforzado en diversificar más sus melodías vocales o elaborar un poco más las letras, o cuando menos variar la estructuración de las canciones. Si prestas atención solo a la voz verás la ecuación omnipresente: Verso+Coro+Hohoho (o sea, fraseo sencillo pensado para ser coreado en vivo), y luego repetir aquello. Que el peso de las armonías/melodías caiga en la producción electrónica tampoco molestaría a nadie si no supiésemos la calidad guitarrística que abandera al dúo Padge & Tuck, que ni un solo se dignaron en aventar. Cierto que desde hace tiempo la banda da predilección a composiciones de más gancho y no tan complejas; pero que lleguen al punto de sonar a rola inde rock sencillamente decepciona. Y lo peor de todo no es el cambio tan radical, es la falta de ideas conque fue concebido. Es la falta de enganche, que sean canciones poco memorables y mediocres. Solo basta con mirar la fría aceptación por parte de su propio público. Pues nos dimos cuenta que para ellos nos volvimos insignificantes. Las pretensiones ahora son conquistar nuevos fans y que nos conformemos con ver sus ‘‘clásicos’’ en vivo.

Aunque no estamos seguros si esto fue premeditado, por incentiva de los directivos que les promocionan, o se debe a la inestabilidad que han sufrido en este último par de años. Desde su anterior álbum se les ha ido el bajista, luego el baterista, la Sony les sacó de su catálogo y les tomó más de un año encontrar nuevo cello que les produjese. OK, ya llevan veintitantos años en carretera, aunque pereciera ayer cuando emergieron; pero esto no es justificación, los conocemos de mayor trayectoria que al menos se esfuerzan en cuidar su reputación.

Y no crean que estas son las palabras de un Hater, ni de un molesto fan que como quiera acaba escuchando este disco aunque le moleste. Ya dicho todo aquello, necesito aclarar que no es una cagada tan radical. NO es desagradable, NO desaparecen del todo las guitarras, NO es reget*n… Pero esto no es el futbol, que apoyamos ‘‘nuestro equipo’’ aún vallan a descender a segunda división. Si una banda es de nuestras favoritas es porque deber ser garantía que nos satisfagan, sino, hay que hacerlo saber. No sé qué clase de personaje justificaría estos resultados.

Así que eres ultra-fan!? Te pongo a prueba? Séame sincero: En el hipotético caso que fueras a uno de sus conciertos, aceptarías que dejaran de tocar alguno de sus ‘‘clásicos’’ para dar lugar a una de estas rolas??

 

Pd.: Y repito que no soy ni hater, ni fan molesto… Aunque se notó que descargué un poco de ira XD… Mejor continuemos, que este se me hiso innecesariamente larga…

 

**********************************

DIMMU BORGIR – Eonian

fecha de lanzamiento: 04/05

Sucede que definir ‘‘los álbumes del año’’ es algo bastante complejo, no se debe analizar a la ligera y existe una variable diversidad de criterios para ello. Definir ‘‘la decepción del año’’ es bastante más sencillo: vasta que se trate de una banda de la que esperamos mucho y nos entregue poco. Peor aún si nos hicieron esperar mucho tiempo, para luego venir con el cuento de esto es una ‘‘evolución’’.

Eonian es la sintetización de aquel criterio: ocho años con respecto a su antecesor, sumado a una furtiva y bastante dudosa campaña promocional. Quién le creería a Metal Injection que esto es un 10/10? O sea, que cambiará la historia de la música? Cuando al poco tiempo de su salida pocos somos los que lo recordamos!? Basta con poner en contexto sus anteriores obras para comprender que sencillamente recurrieron a rescatar los elementos que antaño les dieron éxito y se deshicieron de lo que podría alejar un supuesto público masivo.

Nuevamente es el cambio lo que les coloca en este listado, aunque no sea propiamente ello la cuestión de todo. O sea, aplaudimos la posibilidad cambiar, reinventarte es genial, pero exigimos que se haga correctamente. A estas alturas no esperamos otro Death Cult Armageddon, mucho menos un Stormblåst; pero tampoco aceptamos algo que olviden su propio legado. Si no fuese por la característica voz de Shagrath, el apelativo de Black Metal no cabría ni a la fuerza. Siendo una obra netamente sinfónica, no destaca ningún arreglo sobresaliente que podamos rescatar. Algún que otro momento álgido pseudo-folclórico o casi-épico se distingue por ahí, pero son tan insignificantes que ni siquiera logro recordar en que canción estaban ubicados.

Con ello no te decimos que borres este álbum de tu lista de reproducción. Tampoco que lo pongas en la lista negra de ‘‘música que jamás escucharé’’. Sinceramente queremos que hagas tu propio criterio. Invitamos que construyas tu propia idea acerca de él. Aunque creemos que la única forma que te agrade esto sea que no tengas ni la menor idea de la propuesta musical que solía entregar esta gente.

Pd.: Más arriba les hablé de la supuesta puntuación ‘‘perfecta’’ que le dio cierta página ‘‘reputada’’. No creas que inventamos cosas. Para comprobarlo, acá les dejo el link al mencionado artículo http://www.metalinjection.net/reviews/dimmu-borgirs-eonian-track-by-track-review)

 

 

**********************************

BEHEMOTH – I Loved You At Your Darkest

fecha de lanzamiento: 05/10

Empecemos con los ‘‘no tan decepcionantes’’, los que no hallarás en todas las listas de esta naturaleza. Y es que I Loved You At Your Darkes no es del todo una deshonra para el nombre de Behemoth. Pero si aplicamos mi concepto de decepción: mucha expectativa – poca sustancia + innecesaria espera + (seudo)evolución, de esta forma tengo que colocarles acá, aún ni yo mismo esté del todo de acuerdo.

La salida del sencillo God=Dog generó respuestas mixtas. Algunos le aplaudieron por dar continuidad al estilo plasmado en The Satanist (2014), otros expresaron que simplemente sonaba como un excedente de las rolas vistas en aquella obra. Por mi parte sí consideré muy buena dicha placa, pero valorando las opiniones ajenas, más bastante decepcionado por el nombre del futuro disco (cosa que no tiene importancia, tampoco es que fuese malo, pero a mi gusto muy personal me daba mala espina); simplemente decidí esperar a degustar el resto del material.

El resultado es que sigo pensando que God=Dog era en efecto buena. La cuestión es que con par de rolas que se les acerca bastante en factura, éstas parecen un oasis en medio de un desierto de falta de ideas. OJO: que siempre he pensado que ‘‘Nergal y su trabuco’’ son excelentes músicos, aún partes de la escena black/death, con potencial para llegar a escuchas ajenos al género. Y he ahí, en mi opinión, el pecado en todo esto. Posiblemente sea Behemoth la agrupación más exportada en la historia de Polonia, un nombre prominente dentro de la industria. Lo que hace evidente que existen compromisos más allá del arte. Y parece que esta vez pesaron algo más esos factores externos.

Primero, pues la precaria necesidad del conjunto de intentar replicar cada uno de los elementos que hicieron funcionar su anterior ‘‘obra maestra’’. Segundo, la solapada intención de suavizar un poco la propuesta, aunque esta última ellos mismos intentan hacerla pasar desapercibida. Ello se refleja en arreglos más o menos ‘‘pegajosos’’, ciertas progresiones no tan técnicas, y sobre todo, la ausencia de aquellos elementos de música exótica o de carácter más thrashers que les hacía únicos hacia la mitad de su carrera. Blasfemo sigue siendo el señor Adam Darski, a esa sí no la baja; pero siendo sincero, si hasta un artista de la naturaleza de Ghostemane lo hace más o menos, que tan subversivo se es en pleno siglo XXI por ello?

Y vuelvo a hacer hincapié: No estoy seguro si I Loved You At Your Darkest punteé a ser una auténtica decepción. Ni siquiera opino que caiga en la categoría de ‘‘mala música’’. Pero sabiendo quién fue la banda que lo trajo al mundo, más la expectativa que se le tubo, y todo el hype que generó a su salida… Pues debo seguirle escuchando para estar seguro si merece Ser Amado en Tu Oscuridad….

Pd.: … el jodido nombre es el que sí estoy seguro me gusta nadita y menos… Si le hubiesen puesto cualquier otro, me parece que opinaría distinto… Y ya te digo que el nombre usualmente no pesa para esta clase de opiniones.

 

  • ESPERA LA SEGUNDA PARTE PARA NUESTRO NÚMERO 14

Confeccionado y Editado por: A9X (el chico de las pd’s)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.