9 – Pag.05

Redactado por: A9X

Machine Head ya se ha ganado un merecido lugar en la historia como una banda pionera e influyente, a la par de una popularidad que no da señales de mermas desde aquel debut llamado Burn my Eyes en 1994. Sin embargo, las altas y bajas que han tenido a lo largo de su carrera se corresponden con el principio de su líder Robb Flynn, siempre tratar de salirse de lo que llamaríamos ‘‘habitual para esta banda’’. A costa de evitar el estancamiento suelen tomar decisiones arriesgadas en cuanto a su sonoridad, que se traducen tanto en exitazos como en fracasos…

Catharsis resuena, primero que nada, rodeado de todo un halo de negatividad mediática. Ya que ha llegado al punto de tildarse como un ‘‘magnífico error’’ por Dezivel Magazine y cargarse malísimas reseña por otros críticos. Apenas en las manos con los singles Beyound The Pale (disponible para su descarga justo al final del artículo) y el homónimo, ambos presentados a finales del año, apareció todo este fenómeno.

Pero hasta qué punto la banda carga con culpa? LA NUEVA G Ahora ofrece a continuación su opinión personal sobre este álbum. Meramente el punto de vista de un servidor. No para defender, tampoco para alagar; simplemente para que sirva de introducción a la escucha de este trabajo. Del que si podemos desde ya considerarle ‘‘condenado a ser un álbum infravalorado’’. Un disco que molesta a algunos y encanta a otros, pero –inevitablemente- sorprende a todos…

Veamos de qué va!?

—————————————-

click para ver o descargar imagen FULL HD

Y es que sería ciertamente complicado no encontrar un álbum en su discografía exactamente igual a su respectivo antecesor. Tradición iniciada a partir de su tercera entrega llamada The Burning Red (1999). Disco con el que se las arreglaron deshacer en determinada medida su ya característico Groove Metal (post-trash, como muchos gustan decir), para adentrarse en territorio Nu Metal, género en su máximo apogeo por aquellos días. Como era de esperar la banda se colocó en el ojo del huracán gracias a ello, muchos tachándola de vendidos e incluso de álbum deficiente. Pero la realidad no es como nos la pintan, pues realmente Burning Red significó durante mucho tiempo su mayor éxito en listas y lograron los temas significativos de ese CD permanecer hasta nuestros días entre lo más representativo de esta gente.

Si buscamos culpable, en cuanto a los resentimientos contra Machine Head, habría que hablar de su sucesor Supercharger (2001). Un CD que no tardó en destapar un verdadero recelo por parte de los seguidores, resentidos por el anterior no aceptaron para nada que Robb Flynn y su gente se adentrara aún más en la acepción rítmica y ‘‘simple’’ del Nu Metal, un paso más atrás de lo que varios consideraron que Burning Red pudo haber sido. Y sí, Supercharger carga con una inmensa cruz de sub-valoración encima, pero es la legítima culpable de que la gente asocie negativamente la relación entre este cuarteto de la Bay Area con el Nu Metal.

Y como sobrevivieron a esto? Rob supo hacer lo correcto: Through the Ashes of Empires en 2003 representa un retorno triunfal de su parte al Groove con fracciones Thrash que solían ser. Pero combatiendo la nostalgia, supieron insertarle muy bien influencias modernas y clásicas, logrando un producto aclamado. A este le siguió el verdadero salvador en su carrera: The Blackening apareció en 2007 y los vuelve a poner en el podio del éxito metalero respecto a ventas, críticas e impacto mediático. Blackening probablemente presenta las canciones más dinámicas y elaboradas de toda su carrera, en consecuencia tornándose una producción bastante extensa en cuanto a duración, pero que logran un muy buen balance.

El mencionado disco de 2007 marca un legítimo punto de inflexión en su carrera, donde casi todo se volvió halagos y éxitos. Sucedido por Unto The Locust (2011) y Bloodstone & Diamonds (2014), demostraron su habilidad para seguir adelante con aquel metal forjado en Blackening, sin llegar a sonar para nada cansones o repetitivos.

Finalmente habría que reconocer que tal vez de haber seguido por esa línea recta, es probable que el monstruo de la monotonía hubiese acechado. Quizás atendiendo a esa señal de alarma, la apuesta fue por moverse en una dirección distinta y arriesgarse en terrenos que desde hace tiempo dejaron de explorar… territorios llamados Catharsis.

click para ver o descargar imagen FULL HD

Para octubre de 2016 la gente ya estaba a la expectativa por un nuevo álbum. La respuesta de la banda vino en forma de single, “Is There Anybody Out There?” debutó ese mismo mes, pero pronto se supo que no sería incluida en un siguiente disco. La espera se postergó hasta aproximadamente junio de 2017, momento en el que si oficializaron que el proceso de realización había echado a andar; incluso en esta G-ZiNE se hiso eco de la noticia. Las promesas hechas por el líder y vocalista de la banda valla que sería cumplidas con creces: ‘‘El próximo álbum va a sorprender a todos’’.

Probablemente se pudo observar una treta publicitaria ‘‘subliminal’’ realizada por su cuenta para tratar de re-introducir el nu metal que habían desdeñado a partir de la era Blackening. Pues desde 2016 el público se percata de cómo habían rescatados aquellos temas de dicha etapa, muchas de esas rolas llevaban curiosamente bastantes años ‘‘en el olvido’’. Además, el señor se le ha visto compartir escenario y solidarizarse con varias figuras del género, ello se hiso evidente con su colaboración en un concierto de Papa Roach y el homenaje que suele hacer en sus presentaciones al desaparecido Chester Bennington (donde interpreta In The End).

La tapa se destapa de una vez por todas en el pasado septiembre, con la publicación del sencillo Catharsis, sucedido al poco tiempo del video Beyound The Pale (audio disponible para su descarga justo al final de este artículo). Ambos temas, y en consecuencia el álbum en su totalidad, fueron fuertemente atacados por la mayoría de los medios promocionales; graciosamente sin siquiera ser publicado el álbum en su totalidad. De hecho, la banda se sintió tan cruelmente atacada que tomaron represalia con varios de estos críticos; incluso presentaron sus quejas al público y obligaron a retirar la difamatoria reseña publicada en Decibel Magazine.

click para ver o descargar imagen FULL HD

Pero ahora la pregunta aflora: Que tan malo es realmente Catharsis??

Señoras y señores, los que conocen Machine Head desde su debut se van a tropezar de entrada con los riff más característicos de esta gente, en especial ampliamente comparables con sus dos primeros álbumes, así que esa parte está salvada. Y sí, las similitudes con Burning Red las vas a encontrar; pero realmente va más allá de eso. Quienes ya escuchamos el álbum en su totalidad y lo apreciamos con ojo crítico (y sincero), de seguro nos percatamos que esta gente por más tiempo que ya llevan en la escena son una banda en plenitud de condiciones. Y digo esto porque a diferencia de varios de sus contemporáneos, este cuarteto no se ha visto en la necesidad de estar rescatando un sonido propio de determinada etapa, o sea, que por más que este disco tenga ‘‘ideas’’ vistas ya en previos lanzamientos de su parte, no se trata de un reciclado ni de un refrito. Porque si, a primera escucha hay que ponerla la coletilla de Nu Meta/Groove Metal, cosa que lo aleja bastante de lo que fueron aquella trilogía que le antecede. Pero ojo: no estamos ante un ‘‘Burning Red II’’ ni mucho menos ‘‘Super Charger 2018’’.

Si algo a todos les resultó reprochable son las intenciones de ‘‘simplificar’’ bastante los riff técnicos que tanto disfrutamos a partir de 2007, pues ello responde a las intenciones de centrarse en groovies bastante rítmicos. Y quizás el principal aspecto que nos recordaría al Nu Metal sería la voz ‘‘casi rapeada de Rob’’, algo que el mismo intentó desechar durante bastante tiempo; pero si me preguntan a mí, eso lejos de ser un lastre da muestra de la versatilidad del él como cantante, un hombre con un espectro vocal que cubre disímiles estilos de cantos, patente que él siempre ha hecho suya. Y fijémonos nuevamente en el aspecto vocal, pues basta escuchar esta canción y luego darle una escuchadita a lo anterior para comprobar que ni de lejos se parece al flow de Supercharger, para este disco se tratan de voces bastante rasposas y un tanto guturalizadas, con reminiscencias de ese estilo pero bastante alejadas de un rapeo convencional. Por demás, no se trata de la única técnica vocal planteada acá, pues predominan bastantes vocalizaciones limpias y en especial gritos guturales… aunque los críticos nada más quieran observar el supuesto ‘‘hip-hop’’.

Atención: tampoco estamos diciendo que se trata de una obra maestra. Realmente este trabajo plantea bastante poco de la progresividad a la que se solían adentrar, una elaboración quizás más comercial y ciertamente menos técnica. Pero estamos poniendo este trabajo en su justo medio, pues tampoco es que Machine Head se esté subiendo a esta recién generación Nu Metalera por mera moda. El cuarteto de la Bay Area tiene bien claro su verdadero legado: la capacidad para reinventarse. Así que por mucho aplaudo las intenciones de la banda al negarse seguirse repitiendo una y otra vez, para complacer fans nostálgicos. Su valor reside en sus sinceras intenciones de evadir la zona de confort, aunque ello notablemente significa un gran riesgo.

click para ver o descargar imagen FULL HD

Y para responder la pregunta de más arriba: Este es otro disco diferente en su carrera; ni va a ser el mejor, pero tampoco de lo peor. Lo único que lamento la injusta aceptación que está teniendo en este preciso momento por personas que no se han sentado a escucharle como merece. Como bien saben, las reseñas de LA NUEVA G no ofrecen puntuaciones, solo opiniones personales (pero sinceras y con bases). Por lo tanto, incitamos a que busquen el CD en su totalidad, el cuál ha sido publicado el resiente 26 de enero; para que construyan su opinión nada menos que por ustedes mismos.

Justo debajo les presentamos para su descarga gratuita el sencillo Beyound The Pale y la carátula oficial, para que tengan un acercamiento a lo que va a ser esta Catharsis.

 

click para ver o descargar imagen FULL HD

 – CLICK PARA DESCARGAR Audio> Beyound The Pale

 

 

Pd: Aprovecho esta Pd™ para concluir declarándome un fan de Burning Red, disco que he oído lo suficiente. Por eso me consta afirmar que Catharsis –para bien o para mal, tómalo como quieras-, si bien comparte determinados elementos, no se trata para nada de una copia de aquel CD.

 

 

Redactado por: A9X

2 Replies to “9 – Pag.05”

  1. He visto muy pocas reseñas postivas pero recuerdo una que salió en Ave Noctum donde le dieron un 9. Este disco es una combinación de su primera etapa con esta última de The Blackening y todo eso. Ahi estan los cambios de ritmos, los riff de thrash, los solos, las progresiones, etc. El único tema Nu-Metal de verdad es Triple Beam y un poquito California Blleding, los demas son de Groove/Thrash, sin contar claro a Eulogy, Bastards y Behind The Mask. Y la gente tiene poquita memoria o realmente no son seguidores de la banda porque Robb Flynn ya rapeaba en su primer disco, sino escuchen la canción “A Thousand Lies” y después me dicen.

    • Tienes toda la razon, Alain. Nunca he entendido porque la gente le ha tirado tanto a los rapeos de Flynn, si de una manera u otra siempre han estado presentes en su discografia, aunque no siempre de manera tan evidente. Ademas, por el hecho de rapear no le encuentro justificacion a las criticas. porque a fin de cuentas es el intentando dar mas dinamismo a su diverso estilo vocal. Que le quite calidad a los riff y las estructuras de las canciones es otra cosa, pero de eso no vi nada en este disco. Para mi que la cuestion es que la gente vio el fantasma del Nu Metal rondando de nuevo por aqui. Al principio lo decia: Hay discos destinados a la incomprension incluso antes que salgan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.