Pg.21

pag.anterior       //       -indice-       //      pag.siguiente


Veil of Maya afloró hace ya un tiempo como uno de los titanes del movimiento progresivo que más a dado de que hablar en los últimos tiempos: el llamado Djent. Y como todos los que estamos al tanto nos percatamos, su anterior álbum se desbancó hacia una propuesta ‘‘diferente’’ a lo que la banda venía haciendo, aun así sin desatarse de este género que los puso en el mapa. Cambio que fue percibido por varios como una evolución, para otros un paso atrás; lo que si parecía ser es que la banda pretendía abrir las puertas al tan necesario cambio que se le exige a casi todas las bandas de metal. Es con este background como llega el actual False Idols, que vio la luz el pasado 20 de octubre bajo la tutela de su habitual sello Summerian Records. Así que prosigamos a analizar un recién disco que no podíamos permitírnoslo pasar por alto:

 

Antecedentes:

Como al principio estuvimos diciendo, con su predecesor álbum sucede un punto de inflexión para su historia. Llega un villano para unos, un gigante para otros: Lukas Magyar, con su versatilidad vocal pareció dar una vuelta a la tuerca a lo que VoM venían haciendo. Para algunos el álbum Matriarch (2015) no era más que edulcorar su trabajo previo para tratar de venderse y para otros resultó el punto donde accedemos a esta agrupación hasta entonces underground. De hecho, hablando desde mi propia perspectiva, me tengo que decantar como un fan de esta segunda etapa de VoM. Pues ya venía siguiendo el trabajo de este grupo desde su álbum Id. Sin embargo, debo confesar que realmente no me llegaba a convencer su anterior cantante –de estilo que encontraba bastante monótono-, no así el excelente trabajo progresivo que si percataba en su música. Así que para hacer honor a la verdad –al menos a la mía- tengo que declararme un fan de este tal Lukas, el que me ha demostrado ser todo un señor cantante versátil.

Volviendo al punto imparcial que deben tener estas reseñas, tengo que aceptar que no todo ha sido color de rosas en esta nueva era de VoM. Viendo las cosas de un determinado ángulo –por desgracia imperante en nuestra escena-, basta con poner voces melódicas a una banda que no las tenía para que toda una legión de haters y puristas te clasifiquen como un vendido, haciendo ‘‘música sencilla’’. Idea que desde entrada estoy apuntando me manifiesto en contra; pues clasifico a este señor Magyar como uno de los vocalistas más capaces del metal moderno actual –según yo-, capaz de moverse en distintos matices vocales y con calidad sobresaliente en cada una de las aristas, sabiendo no quedarse atrapado en la monotonía de una sola variante. Pero igualmente reconozco en la música, elemento más importante antaño, si resultó ‘‘suavizada’’ –por decirlo de una manera- en ese disco llamado Matriarch. En este punto pudimos encontrar rolas mucho más apegadas a lo que es el metalcore más comercial de lo que que habíamos podido imaginar por parte de este conjunto. Reteniendo varias de esas progresiones intrínsecas a la la banda, así como los ambientes atrapantes; solo que esa vez dichos elementos se pusieron deliberadamente en un segundo plano.

Ya haciendo esta necesaria revisión del anterior trabajo, sabiendo lo que fue y lo que aspiramos llegue en este nuevo redondo… llegó el momento para el disco que nos trae acá.

False Idols:

Ya con el sabor del anterior disco y calculando lo que podría ser este; el primer adelanto se llamó “Overthrow“, sencillo que encontró mucha mayor aceptación que hace dos años cuando el álbum anteriormente comentado. Las razones se deben, observando dos puntos fundamentales, uno es que no causó ese choque pues no hubo un cambio tan drástico como antaño; y el segundo, más importante, es que si se notaba una música muy bien elaborada, en esa cuerda del djent de más altos quilates. El siguiente single fue “Doublespeak” en un campo más melódico, pero con determinadas progresiones bastante arriesgadas.

Ya con el resultado definitivo en las manos, repasaré algunos detalles. A lo largo del álbum nos encontramos con mucha variedad, la cual en la mayor parte es algo muy bueno, música bien lograda, a veces con cosas inesperadas que valen mucho la pena, en otros casos se le achacará de predecibles. Destacar que en el campo lírico, este no es otro álbum conceptual, abriéndose en temática.

Junto a “Overthrow, lo que en las redes a sido considerado lo más valorado encontramos al binomio, “Lull” y “Fracture”. El primero resulta un sabio intro, que nos prepara terrero para “Fracture”, tema plagado de los magistrales ambientes que la banda sabe trabajar como nadie, múltiples cambios rítmicos con un coro sereno que culmina en una demostración de metal progresivo. “Tyrant” y “Follow Me” también forman parte de los mejores, una furia desatada con toques atmosféricos electrónicos que les dan algo de peculiaridad con respecto al resto. Imposible no hacer mención de “Manichee” y “Citadel”, que nos presentan la novedad del violín, instrumento jamás implementado por el grupo.

Y aunque la crítica se empeña en resaltar las altas y bajas que tiene la totalidad de estos trece temas –inevitable que suceda en un álbum humanamente realizado-, ha debido reconocer los puntos de valor que tiene en contenido artístico. Pues para la mayoría está por encima de Matryarch, manteniendo esa aproximación comercial que vimos allí, pero sabiendo barajarse nuevos elementos muy bien elaborados, no exactamente como en sus primeros cuatro CDs, pero si logrados con sabia maestría.

Conclusión: Si eres fan de Periphery, Monuments o Textures, o apreciaste lo que fue Matryarch este álbum te va a poner cara de alegría. Si piensas que por tener voz melódica ya es reget*n, olvídalo! Pero si eres de los que están al tanto de lo mejor del Djent actual, date el gusto de ver este álbum con tu mejor ojo crítico… La clasificación, en base a tu opinión, esperamos nos las des tú mismo en un comentario 😉

Lo siguiente es la carátula y el orden de los temas. Justo al final está disponible en descarga GRATUITA el primer sencillo, “Overthrow“.

  1. Lull
  2. Fracture
  3. Doublespeak
  4. Overthrow
  5. Whistleblower
  6. Echo Chamber
  7. Pool Spray
  8. Graymail
  9. Manichee
  10. Citadel
  11. Follow Me
  12. Tyrant
  13. Livestream

 

-CLIC PARA DESCARGAR Overthrow

  

Pd: Definitivamente la clasificaría como la carátula más fea que he visto en mi vida… Bueno, un refrán dice que no se debe juzgar un libro por su carátula… En este caso un disco de Veil of Maya 😉


pag.anterior       //       -indice-       //      pag.siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.