Pg.08

pag.anterior       //       -indice-       //      pag.siguiente


Renacer de Escape The Fate!??

 Escape The Fate solía ser un grupo que había conseguido mucho, incluso había dejado su huella en cierto sector apegado a estas propuestas del hard rock/metal moderno. Pero ciertamente, quizás por la inherente necesidad de crecimiento obligatorio como grupo, algunos piensan que han incumplido las expectativas.

Tras probar la gloria y dejando cierto sabor amargo, Escape The Fate entró desde 2015 en un estado ‘‘inactivo’’; surgiendo en varios de nosotros la pregunta QUE ESTÁ PASANDO CON ETF?… Por suerte o para lo contrario, el próximo 2018 pretende ser la prueba de fuego para estos nativos de Las Vegas: Renacerán por todo lo alto!? O habrá que acertar que la rueda de la historia ya hiso su paso!?

LA NUEVA G, como era de esperar, toma ventaja a hacer un acercamiento a la situación y lo que va a ser su siguiente álbum de estudio…. Ready!?

Pd: Y como también era de esperar, primero démosle una vista por encima a los antecedentes de la situación que nos trae acá.

 

Antecedentes (2004-2011):

Como bien sabemos, su escalada a la fama despunta gracias a Dying Is Your Latest Fashion en 2006, memorado álbum de post-hardcore moderno que los coloca inmediatamente a la cabeza de su género. Pero la polémica prometía rondarlos siempre; cuando su icónico vocalista Ronnie Radke es apresado en 2007 y los restantes integrantes ‘‘obligados’’ a sacarlo del juego. Es bien sabido, que tras el suceso, Radke funda con el tiempo Falling in Reverse, otro grupo igual de exitoso y comparable en estilo, alimentado por las asperezas personales surgidas desde aquel punto… Pero ya eso es otra historia.

La elección para llenar los zapatos del cantante resulta igualmente polémica. El elegido resultó el señor Craig Mabbit, vocalista proveniente de Blessthefall y The Word Alive, par de agrupaciones con los que provoca más polémica debido a la repentina salida del integrante. Ya con nuevo frontman y reformándose como cuarteto (debido a la salida de un guitarrista años antes), lanzan en 2008 This War Is Our. Álbum con el que consiguen escalar en éxito, a pesar de dividirse el público; en parte por la salida del anterior líder, técnicamente superior a Mabbit, y en parte por desviarse hacia un rock más comercial, aunque permanecen algunas canciones apegadas al post-hardcore que les vio surgir.

Manteniéndose –por primera vez- intacta la misma alienación del anterior y ahora bajo contrato con la multinacional Interscope Records, aprovechan el impulso para llevar acabo la obra con la que aspiran consagrarse. El álbum homónimo (Escape the Fate) irrumpe en los últimas semanas de 2010 y representa su trabajo más diverso, ambicioso y mejor promocionado (posibilidades que ofertan los sellos grandes). El disco queda a muy pocas posiciones de llegar al TOP 10 de los discos más solicitados en su semana debut, por lo que significaría a la postre su CD mejor vendido; aunque este desempeño no termina de convencer a su compañía que los libera luego de culminado el trabajo promocional….

Y a partir de aquí volverá a repetirse la palabra polémica, una y otra vez:

Polémicas (2012-2015):

En lo que fue 2012 no estaba claro que sucedía en el seno interno de la banda. Por una parte, el hermano del guitarrista , Michael Money, aparecía en cada directo y se supo tomó parte en las grabaciones del disco de 2010, aunque a efectos legales (y lo confirman los videos de aquella época) no era un miembro oficial aún; cosa que se revierte más adelante, cuando pasa a formar parte en la plantilla de la agrupación antes de acabar 2012.

Pero la mayor polémica se la llevaba el bajista y fundador Max Green, un miembro importante teniendo en cuenta sus aportes vocales. Max decide ‘‘tomarse un tiempo’’ fuera, Zakk Sandler (de Black Tide) lo suplanta durante unas pocas presentaciones. La tapa se destapa ya en 2012, TJ Bell (entonces guitarrista de Motionless in White, ex Get Scared) cargará la responsabilidad del bajo, porque el señor Green a decidido salir de la banda para unir fuerzas, para más polémica, con su antiguo compañero Ronnie Radke en Falling in Reverse. En medio de la subsecuente gira, el guitarrista estrella, Monte Money, también le toca tomarse un aire fuera de la banda y su puesto es cubierto por Kevin Thrasher (ex Lovehatehero), por poco tiempo, pues Monte si cumple su obligación de reintegrarse tras unas semanas.

Por suerte para sus fans, Green dura muy poco con sus rivales Falling y retorna a la agrupación para 2012. Y de nuevo más polémica, antes de iniciar los preparativos para el siguiente álbum, el señor Max Green ya no formará parte –definitivamente-. Su reemplazo ya lo conocíamos: TJ Bell.

Aunque la banda, debido a todo lo que estaba pasando, no había podido sentarse a componer; si comienzan el proceso de un nuevo álbum, ahora bajo el sello Eleven Seven Music. Para ello recurren a compositores externos a la banda, entre ellos Patrick Stump (Fall Out Boy) y John Five (ex Marilyn Manson / Rob Zombie); aunque el CD no acabó presentando featurings de manera oficial. Ungrateful llega en 2013 y consigue un bastante buen desempeño comercial. Aunque resulta notable que las diferencias internas habían mellado la integridad de la banda… para siempre.

2013 es quizás, su período más complejo y polémico. En medio de las giras promocionales del CD, su dupla de guitarristas abandona abruptamente. Los hermanos Money deciden llevar a cabo un nuevo proyecto, banda que a día de hoy están activos (pero ya esto es otra historia más). Para suplantar la ausencia, TJ Bell debe moverse hacia la guitarra rítmica y el puesto de guitarrista líder le toca a Kevin Thrasher, quien ya había cubierto la posición hace un tiempo.

Y el ‘‘señor polémica’’ nuevamente es noticia, Max Green vuelve como bajista, pero dura menos que un merengue en la puerta de un colegio y se va –ahora sí definitivamente- y para no volver. Para ocupar su lugar, a lo largo del cursar del tiempo, hay todo un desfile de nombres que no acaban por acomodarse a la alineación: Zakk Sandler (una cara ya conocida, pero se va en 2013), Davey Richmond (2014), Alex Torres de Eyes Set to Kill (2014 – 2015) y Tyler Burgess (2015). Por ahora, quién ve comprometido con ellos al bajo desde 2015, no siendo oficial todavía es un tal Max Georgiev; llevando un tiempo ya, llama la atención que no forme parte del disco que gravaron, y se desconoce si llegue a acreditarse para el siguiente. Y es que la labor de las cuatro cuerdas, al menos dentro del estudio, se la han compartido los guitarristas Thrasher y TJ Bell.

Para proseguir con la historia. Tras todo ese entra y sale de personal, el público está escéptico sobre lo que es la banda y lo que podrían dar de sí mismos. La decisión es enfrentar todo aquello, y como era de esperar, las apuestas se pusieron bien altas. Para asegurarse, repiten con el productor estrella John Feldmann (tal como el anterior) y vuelven a tomar participación autores de canciones externos (entre ellos Jacoby Shadixx de Papa Roach), aunque nuevamente se ausentan featurings acreditados. A por todas salen con Hate Me en 2015, disco que líricamente enfrenta toda aquella polémica, pero musicalmente no se aventura más allá de lo que la banda venía haciendo en sus etapas previas. El resultado se tradujo en números decepcionantes, cuando se queda solamente con el puesto 53 en USA, muy por debajo de sus tres trabajos previos.

 

Actualidad y Próximo Álbum (2016-futuro)

Primero habría que analizar los resultados de Hate Me. Desde el punto de vista del público, ya Escape no podrán repetir lo que solía esperarse de su parte. Primero que nada, ya no queda miembro fundador, a excepción del batería Robert Ortiz, quién como se sabe jamás a sido parte significativa en el sonido de la banda y no lidera para nada. Por otra parte, la necesidad de la banda a recurrir a compositores externos, les provoca una falta de consolidación con un trabajo más propio, algo que a todos los grupos de rock tiende a exigírsele por parte del público. En la otra cara nos encontramos al señor Craig Mabbit, que tras ya casi diez años llevando la batuta acá, da la impresión que no ha podido zafarse la totalidad de los haters que se ganó a su entrada; y ello se manifiesta en temas de Hate Me, como el homónimo o Let Me Be, por ejemplo. Suma de elementos que los transformaban en una banda sin espíritu propio.

El disco de 2015 tenía dos opciones para haber llegado a ser. Primero, tenemos una banda obligada a reinventarse y ofrecer un trabajo diferente, apostando a salirse de su zona de confort. En su segunda opción, ETF podía simplemente seguir por el camino que iban y haciendo lo que sabían hacer, a ver qué pasaba. Optaron por esta segunda estrategia y ello se llama Hate Me, placa que deja señales de alertas. No por la música, pues a fin de cuentas no va ni más allá ni más acá de lo que se esperaba en este aspecto, sino por la credibilidad de una banda que, si acaso llega a aprobar, lo hace por los pelos.

Las posteriores decisiones del conjunto fueron -a mi juicio- las correctas: dejar descansar el nombre del ojo público. Y así transcurrió todo 2016 y bastante poco se habló de su parte. Igualmente sucedió con buena extensión de este 2017, año a punto de concluir. Las excepciones fueron algunos conciertos espontáneos a lo largo del trayecto, donde no estrenaron temas nuevos. La única placa que corrió a su nombre en ese período fue el cover que incluyeron en el compilatorio homenaje a My Chemical Romance organizado por la revista Rock Sound: Dead; que al fin y al cabo, no ha formado parte de su repertorio en directo ni cuenta como una composición propia. Por lo tanto, considero sabia esta cadena de decisiones, pues así se tomaron un tiempo fuera de la hoya de presión, dejan descansar a su público y se replantean el trabajo de la banda, para cuando se el momento preciso de anunciar un regreso… Pero veo un punto débil acá.

Tras taaaannntooo silencio mediático, este segundo semestre de 2017 evidenciaba que habría noticias de su parte por lo pronto. A partir de este punto, comienzan a aparecer toda una campaña promocional, este vez centrada en una nueva imagen –que me da la impresión a algunos no les guste-, pero es válido. Y ya el tres de noviembre nos sacan el primer single de lo que va a ser su próximo álbum:Empire (tema que podrán descargar al final del artículo). La fecha escogida para la salida del álbum completo es el cercano 16 de febrero y su título será: I Am Human.

Y OK, siempre ETF a sido una banda que comercializa su imagen, así que tienen que seguir asiéndolo; pero se hace necesario la adecuen a quienes son ahora, acepten el paso del tiempo. La nueva imagen nos plantea una banda más madura –un tanto envejecida, pero acorde a su realidad-, así que por esa parte bien. El problema me llega al seguir con la típica sex.drugs.&rockn’roll de antes, que si bien entonces conectaba, esta no creo le llegue al sector de la juventud que es al fin de cuenta quién se traga esta imagen. Me hubiese parecido más adecuando una imagen más madura, pues les toca aceptar que el tiempo ha sacado algunas canitas… Solo espero el departamento de marketing sepa lo que está haciendo.

Concentrémonos en la música, lo que realmente vale. Pues no, Empire no me llega ni de cerca ni de lejos. La encontré en la veta de lo mismo que vienen haciendo desde 2010, solo que este tema me supo a lo que solía ser relleno en aquellos discos, realmente Empire no se me pinta de hit. Para ser el primer single, me hace pensar sobre la calidad de todo el disco, si un tema tan cojo sale como muestra de todo el trabajo, me asusta pensar lo que serían el resto de los temas que están obligados a meramente rellenar espacio en el disco.

Finalmente, cuando salga los fans se pondrán ciegos y dirán que es su mejor disco y blablá. Y si por otra parte, me equivoco y solo el single fue así de sencillón, resulta que el resto del disco es una obra maestra; me consta lloverán los típicos haters que siguen sin soportar a Craig Mabbit. Créanme que estoy de parte de Escape, pero si no hacen un buen trabajo hay que reprochárselo, seamos realistas, ni para un eXtremo ni al otro.

Para acabar, es bastante pronto para sacar conclusiones apresuradas. Todo se sabrá el 16 de febrero… Hasta entonces, crucen los dedos y recen por que salga algo bueno, no todo está perdido. Y si eres del modelito true o los que les vá un trabajo progresivo, Escape The Fate jamás ha ido en este molde, muy difícil que lleguen para tanto. LA NUEVA G tiene el compromiso de traerles el resto de las novedades, cuando la realidad aflore a la luz… y la polémica llegue a su fin o dé para más.

CLICK PARA DESCARGAR Empire

Pd: Uff, POLÉMICA ha sido la palabra clave de este artículo… Cuenta cuantas veces he tenido que poner la palabra POLÉMICA, y verás!


pag.anterior       //       -indice-       //      pag.siguiente

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.