Aniv. Pag-28

Está de vuelta el Nu Metal!?!?

Artículo Por: A9X / Original: #4

Quizás sea la pregunta del momento, a la hora que muchos han visto saturarse los estilos más de moda como el Djent, el Electronicore o el Deathcore. Ha sido divisible en los últimos años el fenómeno de varias bandas que regresan a este sonido y otras nuevas que mutan hacia esta dirección. El regreso del Nu Metal como movimiento o género como tal está en profundo debate internacional… pues empezamos con un recuento:

 

 

 

Orígenes

El Nu Metal, usualmente asociado a los rapeos, guturales –en dependencia-, afinaciones bien bajas y toda clase de efectos, imágenes y conductas que en un inicio no eran parte al mundo del Heavy Metal más tradicionalista, fue ‘‘la manera de hacer rock’’ que marcó los finales de los noventas y primera mitad de los 2000’s. Sin embargo podría ser apreciable que se trató en sus inicios más bien de un movimiento, puesto que la mayoría de las bandas fundadoras del mismo diferían en cuanto a un estilo distintivo, siendo la suma de sus características comunes lo que definió que se trataba de una nueva manera de hacer música dentro del mundo del metal. Pues sucede que el género dio un giro 360° a lo que fue el Heavy Metal y sus sub géneros paralelos (dígase Death Metal, Thrash, Black, Goth, Power, etc…) separándose en bastante medida de las influencias tradicionales de aquellas bandas y ‘‘tomando prestadas’’ características fuera del mismo, cubriendo un rango que iba desde otros estilos del rock como el grunge o el alternativo y hasta externos como la música urbana o la electrónica de esos tiempos.

Más que un género, marca el inicio de la era moderna del metal, donde se vio obligado a cuestionarse los antiguos conceptos tradicionalistas sujetos al metal de antaño, explorando la necesidad de integrar características de otros tipos de música en busca de renovación. Cosa que polarizó al público en dos sectores, unos que seguirían defendiendo los valores originales del metal y otros que abrieron su mente en busca de hacer llegar esta música a un nuevo público. Por una parte tenías toda una legión de generación joven sedientos por estos nuevos códigos, mientras que nos topamos con el primer género indiscutiblemente metal a los que puristas se negaban a tratarle como tal.

Estas ideas de renovación propias de la era moderna se extendieron hacia todas las direcciones del globo, revitalizando el movimiento metalero internacional. Probocando con la polémica de clásicos vs nuevo hasta nuestros días. Véase por ejemplo el Symphonic Metal o el Folk Metal que hicieron auge en Europa, los que al igual que el Nu Metal americano saldría de las fronteras del género metal tomando prestado elementos externos la mismo… pero volvamos a al género que nos ocupa NU METAL:
Primera y Segunda Generación (90’s – mitad de los 2000’s):

La historia ya contada del Nu Metal (no la que falta por contar) se puede dividir en dos generaciones. La primera, encuadra a las bandas pioneras del mismo: Korn, deftones, Limp Bizkit, Coal Chamber, etc. Todas estas agrupaciones presentaban elementos musicales bien distintos, pero los unían los siguientes: Afinaciones tonales bajas, estructuras musicales convencionales (verso+estribillo), influencias externas al género (bien podían ser propias del grunge o rock alternativo e inclusive del hip-hop y otros géneros). Durante esta era la extrema distorsión de la guitarra y la carencia de solos en detrimento de conseguir efectos ‘‘novedosos’’ fue la tendencia omnipresente en mayor o menor medida de todas estas agrupaciones, contando las que innovaban y las que se sumaban a la carreta de la popularidad del género. Y entre las que se sumaron pudimos encontrar otras bandas anteriores a las mismas (varias de ellas habían sido precursores del propio Nu Metal) entre las que podemos mencionar a Sepultura, Machine Head e inclusive otras que coquetearon con el género y que paradójicamente en un momento determinado se mostraron abiertamente en contra de este, estamos hablando de clásicos como Pantera, Slayer o Anthrax. El desarrollo de las características musicales del mismo también debió mérito al trabajo de varios productores como Trent Reznor, Terry Date, Andy Wallace y Ross Robinson –entre otros- los que ayudaron a dar forma a esta nueva música con sus propias técnicas no convencionales por esos días. Muestra que esta primera etapa se trataba más bien de un movimiento y NO un género definido, encontramos a Rammstein, Red Hot Chili Peppers, Marilyn Manson, Nine Inch Nails entre otros que inicialmente fueron encuadrados -por parte de la prensa- como parte de género, pero que en seguida se hiso evidente que diferían mucho del concepto. Pues sucede que por esos días casi todas las bandas que buscaban innovar dentro del metal eran asociados erróneamente con él, percepción errónea que ha trascendido a nuestros días.

La primera generación estableció los estandartes: guturales ocasionales (variables en dependencia de la banda), letras sobre desapego y enajenación, uso de rapeos o varios vocalistas, ritmos y sonidos semejantes a la música urbana. A nivel de movimiento también representó una ruptura con la cotidianidad, vestimentas ‘‘modernas’’ y tatuajes por todo el cuerpo vinieron a sustituir la clásica forma de vestir del metalero. Inclusive según el propio Dave Lomabardo (ex –Slayer / actual Suicidal Tendencies) la manera de mover la cabeza (headbanging) no era la misma.

La segunda generación, naciendo con los 2000’s, heredó estas cosas pero dilató aún más las fronteras del mismo, provocando divisiones estilísticas dentro del propio género. Por un lado encontramos las bandas que experimentaron con el indutrial metal como Static-X o Dope; las que se movieron en una variante más elaborada y compleja –musicalmente hablando- como lo fueron System of a Down o Mudvayne; las que estaba a medio camino entre el metal alternativo como decir Staind o Adema; e incluso algunas que le agregaron sonidos folclóricos de sus respectivas nacionalidades como los mencionados System Of a Down o Ill Niño. Pero indiscutiblemente las dos vertientes más populares a nivel mundial, recibieron incluso nomenclaturas para diferenciarlas. Aquello que se le llamó Aggro Metal/Agressive (una variante que se caracterizó por explotar la faceta más eXtrema del género) que incluía a Slipknot, Mudvayne y Mushroom Head y el llamado Rapcore (que utilizaba al rap como estilo principal de canto) del que podemos destacar a Linkin Park, Papa Roach, Crazy Town. Estas nomenclaturas fueron necesarias en su momento para diferenciar estas tendencias, pero con el paso del tiempo han ido cayendo en el olvido, llegando al punto actual en que se engloba a las bandas bajo un mismo término: NU METAL. Otro estilo al que se le denominó nu metal en sus inicios, pero que sirvió para desarrollar otro género que después estaría en el foco de la atención, el que sería fundado por deftones y desarrollado por otros como Glassjaw o 36 Crazyfists acabaría definiendo lo que más tarde se llamó Post-Hardcore.

Esta segunda etapa del Nu Metal representó el punto más alto de la historia del género, a nivel de ventas y popularidad. Varios de sus exponentes llegaron a batir records de ventas para cualquier género y hacer llegar la cultura del metal hacia una nueva ola de jóvenes. Pues esta segunda generación fue la que con más fervor llegó primero a Cuba, en especial las dos vertientes principales, las que seguían la estela agresiva como Chlover o Rice and Beans y las que lo defendían con rap integrado a él como Escape (en sus inicios), Hot Zone o C-Men.

Sin embargo, a niveles internacionales –y por qué no, nacionalmente también- el género se hizo ver saturado por una gran cantidad de bandas que se copiaban entre sí y acrecentaba el sector que cada vez más lo despreciaba por su distanciamiento con el metal ‘‘más puro’’. Finalmente tras una serie de tropezones, sobre el año 2004 más o menos se hiso saber que estaba en franco decline.

 

Declive (Mediados de los 2000’s- 2012)

Tras haber logrado un pico de máxima popularidad, sus intérpretes fueron distanciándose del movimiento, en busca de nuevos horizontes musicales o por motivos de desintegración. Cuba no estuvo excepta de ello, muchos conjuntos corrieron igual suerte, acabando por desaparecer o mutando hacia otros estilos –generalmente más agresivos-. A niveles internacionales y nacionales igualmente, las ventas y su popularidad decayeron progresivamente. Pocos permanecieron fieles al mismo, habiendo un mínimo de agrupaciones noveles que optaran por este sonido; lo que dio a entender que una necesaria tercera generación nunca iría a llegar. Muy pocos grupos continuaron con éxito, Korn en calidad de pioneros o nuestros representantes locales Rice and Beans fueron de los contados que pudieron conservar un estatus de popularidad. De los limitados artistas que llegarían ‘‘tarde’’ y lograrían éxito encontramos a Hollywood Undead sobre el segundo quinquenio de la década.

Pero definitivamente serían dos movimientos los que cavarían su tumba. El llamado New Wave of American Heavy metal (NWAHM) y el nacer del metalcore melódico. Ambos movimientos hicieron esfuerzo por regresar a los valores originales del metal. Voces guturales como estilo principal, solos de guitarra, riff mucho más elaborados con afinaciones estandarizadas y también elementos visuales como los pelos largos y el vestir de negro. Tras la llegada de estos movimientos surgieron otras subdivisiones que igualmente defendían sentimientos más tradicionalistas como el Deathcore –primera generación-, Heavy Metal Moderno, Post-Hardcore, Mathcore y otro largo etcétera, que si bien no eran del todo emparentados con los anteriores movimientos revivalistas, parecían emanar de los códigos suyos, no de lo que un día llamábamos Nu Metal. El terreno mainsterm (comercial/popular) que una vez cubrió, fue por temporadas sustituido por el pop-punk, emo contemporáneo y el post-grunge. Mientras que un número amplio de sus exponentes principales o más mediáticamente aclamados se distanciaron de todas las maneras posibles. Quienes le dieron forma, público y artistas, le declararon muerto.

Tras casi una década en letargo, algo volvió a suceder, que muy recientemente le tenemos ante el ojo público.

 

Retorno del género (actualidad)

Finalmente, esta era de la que hablaremos se está escribiendo a la par que lees este artículo. Por lo que esta sección podría resultar inconclusa de aquí a un tiempo. Tampoco se puede hablar de un regreso absoluto, solo el tiempo tendrá la última palabra… Mientras tanto, veamos:

Sucede que cuando se creía olvidado, otros artistas consciente o inconscientemente reciclaron parte de sus elementos y comenzarían un ciclo de renovación. Por una parte, varios de los miembros de la segunda generación del metalcore –al que llamamos metalcore moderno– hicieron retornar samples electrónicos, atmósferas oscuras, afinaciones bajas para las guitarras, ausencia de solos e influencias de hip hop; elementos que aparentemente eran propios del movimiento metalcore moderno pero que a la vista de los conocedores provenía de cierto citio: Nu Metal. Entre una eterna lista podemos destacar Attack Attack!, Crown The Empire, Heart of A Coward, Bring Me The Horizon, etc etc. Un subgénero de este, el llamando electronicore (también masificado con las etiquetas electrocore, post-hardcore electrónico o synthcore) despertó polémicas por su imagen modernizada –poco típica para el metal- y por su fusión con un género ajeno, en este caso la electrónica. Muchos detractores señalaron las semejanzas entre este sonido actual y lo que era el Nu Metal. Encontrando como puntos de semejanza, más allá de la sonoridad, lo distanciado que se hallaba su actitud respecto al ‘‘truismo’’ del metal, más la saturación entre la cantidad bandas y los elementos musicales que los interconectaban a ambos. Si bien las semejanzas no irían más allá de ello, no obstante existen una lista de artistas del sub género que efectivamente tuvieron una notable inclinación hacia el Nu Metal: Capture The Crown, I See Stars, Abandon All Ships, etc.

El Deathcore de segunda generación fue otro género que en su debido tiempo recibió el despectivo título de ‘‘nuevo nu metal’’ por parte de sus detractores. Pareja de estilo que comenzaron a relacionar debido a la cantidad de bandas que se metían en el género pero muy pocas hicieron por innovar en él. Musicalmente compartían afinaciones bajas, usos de varios tipos de voces y gustos por los tiempos medios, ambientes oscuros y carencia de solos. Características no tan explotadas en la primer etapa del deathcore pero que la siguiente los hiso pasar a primer plano, caracterizados por Suicide Silence, Chelsea Grin, Oceano, Impeding Doom y un larguísimo etcétera.

Sin embargo, a ojos de la opinión pública casi nadie recordaba al viejo Nu Metal. Todo cambiaría cuando ciertas bandas que anteriormente practicaban otros estilos decidieron incluir influencias de este (en diferentes medidas) en busca de conseguir un sello más propio. Ejemplos: Attila, Falling in Reverse, Of Mice & Men, Emmure, Suicide Silence (cuando The Black Crown2011-), Here Comes The Kraken, Crossfaith (a partir de su reciente disco Xeno -2015-). Y en Cuba Darkness Fall, DeadPoint, The Waiting! y Treatment Choices. Apareciendo otros más modernos que de un inicio se vincularon a lo que parece ser un movimiento que busca revivir al género, siendo todos ellos encasillables también como parte de otros estilos, destacándose Issues, Haktyvist, Hollywood Undead, The White Noise, From Ashes To New. Varias de estas recibiendo un considerable apoyo comercial y crítico.

Por otra parte, muchas de las bandas ‘‘clásicas’’ del género han retornado –algunas solo en parte- al género que las hiso famosas, mientras que encontramos otras que se han reagrupado, Limp Bizkit, Slipknot, Coal Chamber, Linkin Park, Papa Roach, System of a Down, Staind, P.O.D etc.

Cosa que suma votos a favor por la opinión que el Nu Metal podría estar de vuelta ahora mismo.

 

 

Está de Vuelta el Nu Metal!?!?!?:

Mientras mencionamos anteriormente que muchos grupos ‘‘clásicos del género’‘ consiguieron ‘‘regresar’’ y que otros nuevos han logrado retornar el interés por parte del público; pues suceden cosas que apuntan contrario a la idea de un regreso por arte del género ‘‘conceptualmente’’ hablando. Visto que algunos de los que han regresado como Papa Roach, Staind, Slipknot o Linkin Park realmente no han vuelto en su totalidad al sonido de antaño, si no que han incluido características de este adaptándolos a su nuevo estilo. Existen otros que si han regresado fieles, pero no han logrado hacer volver la popularidad que perdieron, estamos hablando por ejemplo de Limp Bizkit o Coal Chamber.

Varias de las bandas contemporáneas que se han inclinado completamente hacia el género, como Of Mice & Men y Suicide Silence han experimentado reveses en sus filas de seguidores cuando han llegado a concretar una transformación, dejando definitivamente atrás el sonido que antes practicaban. Por otra parte muchos otros que son clasificados como Nu Metal también pertenecen ampliamente a otras categorías como Emmure o Attila (deathcore), Hacktivist (djent), Hollywood Undead (rap-rock), Issues (metalcore/pop-metal), etc…

Dando a entender varias cosas que ponen punto final a este debate:

  • Los factores históricos que dieron surgimiento al movimiento original como tal, lógicamente no son los mismos ni podrían repetirse en la actualidad. Por lo que podemos hablar de una generación del metal moderno ‘‘inspirada’’ en el Nu Metal, no de una tercera generación como tal.
  • Debido a la edad de las bandas más jóvenes, el Nu Metal debe haber marcado sus orígenes musicales. Por lo que el reciclaje de elementos juega un factor más bien de tendencia/influencia; no quiere decir que estos artistas practiquen el género propiamente dicho.
  • Los grupos más veteranos que han regresado al género –totalmente o en parte- probablemente lo han hecho por motivos comerciales o tal ves por sentimientos nostálgicos propios de las exigencias impuestas por su público.
  • El resto de las tendencias del metal moderno se han visto saturadas, por lo que mirar hacia este género parece ser parte de un ciclo natural en el que varios géneros o movimientos de antaño reciben un determinado ‘‘revival’’ adaptándolos a la época en curso (ejemplo de tendencias revivalistas las encontramos en el glam metal modernizado de Black Veil Brides o el Heavy contemporáneo que practica Avenged Sevenfold)

Por lo que llegamos a una conclusión: solo el tiempo podrá decir si ha regresado de entre los muertos para quedarse o simplemente se trata de una tendencia que busca experimentar. Ciertamente se encuentra en una fase que los artistas están experimentando a ver qué sucede. Solo que podemos afirmar una cosa, no sabemos si ha llegado para quedarse, solo que para los que estamos al tanto y los que les toca la tarea de apostar por él nos aventuramos a decirlo:

Está de Vuelta el Nu Metal

 

Pd: Si, así sin los signitos de !?!?!? como decía en el encabezamiento… por cierto, me ha dado por poner esto de !?… verdad!?

 

 

Artículo Por: A9X / Original: #4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.