Aniv. Pag-14

Autor: A9X / Original: No.V

 Este artículo vino a ser realizado a petición de nuestra colaboradora (y amiga personal) Brianna, quien estuvo tratando de escribir uno de esta temática. Pero realmente se encuentra ahora mismo en una de esas fases en que las ideas no fluyen, ya saben, eso que nos pasa a todos los que escribimos artículos de cualquier tipo y que simplemente se cura con unos días sin ver una maldita hoja en blanco (aunque sea de Word.exe). Así que este artículo fue construido a través de las ideas que ella me comentó, igualmente llegó a concretarse por su insistencia, porque quiso haberlo hecho por ella misma, pero finalmente me le fui a la delantera…

——————————————

Las Chicas en el Rock/Metal

Comenzando la historia rock, esta música se impuso como un medio de entretenimiento (y más adelante una forma de expresión) netamente dominado por hombres. Pero las féminas hicieron por hacerse su propio espacio dentro de él, hasta el punto que ya nadie se atreve a describir esta forma de concebir el arte como un medio exclusivamente machista, aunque esta postura algunos -lamentablemente- la siguen manteniendo.

 

Concepción de la idea machista (Primera Etapa)

Desde la llegada la masividad (cuando Elvis y sus contemporáneos), el rock pasó a ser definido como una manifestación artística movida por intereses masculinos, dirigida a hombres y mujeres por igual, pero siempre concebida desde un punto de vista machista. Transcurrida las épocas, el rock comenzó a superar el estatus de música para pasar el rato y comenzó a volverse (en mayor o menor medida) una forma de expresión, tal como en otras formas de arte los creadores lograban plasmar sus propias inquietudes. Eso claramente dio paso a que sectores hasta entonces no partícipes de esa música se introdujeran en ella, si bien en un principio se cargó con el estigma de música para adolescente blanco de mediana posición, a partir de ese punto se abrieron las puertas para cualquier otra raza, clase social y lógicamente identidades por igual… ya el rock n’ roll era más que una forma de vida, se convirtió en el idioma que las personas soñaban.

En un inicio, a escala comercial, la inclusión de mujeres en esta música se hiso deliberadamente con fines comerciales. Pues si observamos varios de los grupos iniciales integrados por chicas, como The Runaways o Girlschool, se trataba de bandas dirigidas y organizadas por magnates de la industria, con las únicas premisas de lo atrayente que le resultaba a la audiencia masculina ver chicas lindas interpretando el género que tanto les gustaba. Por lo que en esta etapa inicial sería la que marcaría la idea que quedó a la posteridad: El rock era un mundo machista donde no había lugar para las chicas.

De hecho, en ese momento el único rol aceptado que podían desempeñar las mujeres era el de groupie, o sea, aquella chica que sale de gira con los artistas y se convierte en un mero juguete suyo. Sin embargo, algunas groupie hicieron notabilidad, tanto por su longevidad como por transformarse en femme fatale, Nancy Spungen o Cynthia Plaster Caster han llegado a ser tan célebres como si de artistas se tratasen.

Esto era un hecho un tanto penoso, si observamos que otros géneros de esa misma época si tenían lugar para las mujeres, como el Country, Pop, Disco, Blues, etc. En dicha época si hubieron mujeres que sacaran la cara por su sexo: Janis Joplin , Johan Jett, Lita Ford y varias más de esa época que se volvieron los exponentes que las mujeres si podían conseguir un espacio, aunque no hacían mayoría por esos días.

 

Comienzo activo de las mujeres en el género (Segunda Etapa)

Sería la aparición del Punk y paralelamente el surgimiento de la cultura alternativa underground la que revirtió todo aquello. Siouxsie, Blondie (en su etapa punk), Patti Smith fueron algunos de los íconos (pero no las únicas) representantes de las mujeres en el mundo por esos días y ninguna de ellas era cuestionada su integridad musical por el hecho de ser mujeres. En el panorama alternativo en general, fue toda una ola lo que sucedió con las féminas. Ya no había solo cantantes féminas, sino que tecladistas, bajistas, guitarristas, bateristas y etc, en bandas de hombres y hasta algunas exclusivamente integradas por mujeres. Sin embargo, la participación cada vez más activa de las mujeres en el género fue visto de manera indiferente, a consideración de algunos, seguían siendo un mero objeto y distaban de hacer un número amplio en el panorama rockero.

A raíz de semejante inconformidad, aparece una intérprete que marcó un antes y después en el feminismo en la música: Wendy O Williams, recordada por su banda The Plasmatics, repercutió en todo el panorama underound con un espectáculo de shock radicalmente feminista. Debido al impacto de su mensaje, surge todo un movimiento en la década de los 90’s, esta vez pretendía poner a las mujeres en su epicentro. En caso de haber hombres en alguna de esas agrupaciones, no podía ser mayoría representativa, pues el mensaje era bastante radical: dicho movimiento pasó a la historia como Riot Grrrl. Abarcando desde la música, hasta la literatura y comunicación (revistas), suele ser asociada con la música post-punk o new wave, pero no se limitó a ello. Siendo varios de sus representantes Bikini Kill, Bratmobile, Sleater Kinney, Babes in Toyland, 7 Year Bitch y muchas más. Si bien, el movimiento finalmente acabó (y eso es discutido aún), las huellas quedaron definitivamente.

En el panorama del Metal era todo lo contrario. Si nos remontamos a cuando el género ascendía en popularidad, por un lado nos topamos su acepción comercial con el glam metal (el sub-género predominante de los 80’s) y por otro lado el Hevy Metal más puritano que se expandió luego hacia el thrash, power, black, death, etc. El primero glorificaba la mujer como un objeto sexual, pues si el glam tubo representantes femeninas, estas funcionaron únicamente cebo comercial para atraer hombres (ejemplos notables: Vixen, Bitch, Great Kat, etc), su mensaje era lo más contrario al feminismo. La otra vertiente del metal exaltaba la grandeza masculina o potenciaba un espectáculo de horror, entre otros clichés, que no resultaba demasiado atractivo para las mujeres, ni el público daba espacio para ellas. Así que el mundo metal estuvo prácticamente ausente de chicas en dicha época. De entre las pocas que podamos mencionar, tenemos a la solista alemana Doro, Girlschool (solo mujeres) y la banda de metal eXtremo Holy Moses que su vocalista sería la primer mujer en usar la técnica gutural.

 

Expansión (Tercera Etapa)

Pues en el panorama internacional, grupos como L7, Hole o Four Non Blondes siguieron de cierta manera con los ideales Riot grrrl, irrumpiendo en el panorama musical de los 90’s, llegando incluso a superar en popularidad a bandas de hombres. Otros como The Cramberries o Garbage fueron grupos predominantemente masculinos pero liderados por mujeres y su música iba dirigida a cualquier público. Y grupos como Pixies, The Smashing Pumpkins o Sonic Youth integraban a chicas como instrumentalistas.

El metal seguía siendo un territorio difícil para ellas. En el panorama eXtremo, el ícono de las mujeres sería Angela Gossow, con su llegada a Arch Enemy, popularizó internacionalmente la voz gutural como técnica de canto y a la postre se ha vuelto un referente fundamental para las mujeres que usan dicha técnica.

La tradición del rock gótico de los 70’s y 80’s, con su glamour, predominaban chicas y hombres por igual. Pero el recién creado metal gótico tenía características más bien masculinizadas. Pues sus arquetipos iniciales como Type 0 Negative o Paradise Lost enfatizaban sobre todo una voz masculina con registros bien graves, cosa que las mujeres lógicamente no podrían lograr. Sería la aparición de Theatre of Tragedy que abría el paso para que las mujeres se convirtieran en parte fundamental de esta categoría, la mayoría de las veces en un estilo de soprano. Transcurrido el tiempo el gothic metal, ya distante de su identidad original, se dividió en dos, uno que vocalmente sigue los registros masculinos graves (con Moonspeel o The 69 Eyes entre otros exponentes), pero el que ha sido más popular es el estilo operístico femenino, al punto que muchos consideran que el Gothic Metal actual exige chicas como vocalistas.

 

Imposición definitiva (Etapa Actual)

Actualmente estamos viviendo una etapa en la que las mujeres forman tanta parte del género que ya nadie se atreve a dudar la veracidad de esta afirmación.

En el panorama comercial, principalmente el Pop-punk, Rock Altenativo o Indie; a sido el que más trae. Avril Lavigne, Paramore, Evanescence, Flyleaf y todo un sinfín de nombres, fueron agrupaciones o solistas que alcanzaron estatus de ídolos dentro del panorama, con ventas increíbles y una predominancia comercial aún vigente. Toda una nueva generación a llegado con Tonight Alive, Arcade Fire, Lana del Rey, Fit for Rivals, Marmosets… al punto que nadie se cuestiona que existen sub-géneros que sean caracterizados por mujeres.

Volviendo al asunto del metal, tenemos varias aristas. Aparecen ya muchas bandas de carácter extremo como los mencionados Arch Enemy, Obsolete Mankind, Cadaveria, Cerebral Bore, The Agonist, Iwrestledabearonce, Astarte quienes forman parte de una cantidad que ha conseguido renombre en los circuitos underground y ciertos casos ostentando reconocimiento masivo. Aunque muchos siguen pensando que el panorama metalero radical continua siendo machista, la realidad es que cada vez hay más bandas de mujeres o lideradas por ellas alzando la bandera. En el rock/metal occidental más accesible se ha presenciado una participación más amplia, mencionar debemos a In This Moment, Kittie, Eyes Set to Kill, los propios Evanescence o New Year Day, etc.
Un género en específico a sido ampliamente llevado de la mano por las mujeres: el llamado Gothic Metal. Desde antes de los años 2000’s, gracias a la influencia de Nightwish y otros similares, el género cada vez más ha sido predominado por las féminas. Definitivamente este es el sub-estilo de rock que porcentualmente presenta más mujeres en agrupaciones, principalmente en el rol cantantes. Within Temptation, Epica, Sirenia, Lacuna Coil y muchísimas más. Demostración que Europa también a sido una cantera en la materia, pues se destacan exponentes en otros estilos como Eluveitie, Eths, Arkona, Guano Apes integran una lista impresionantemente amplia.

El ambiente punk, que originalmente llevó la delantera, las chicas volvieron a quedar relegadas. A excepción, está el pop-punk más comercial o la corriente musical emo.

No podemos quedarnos sin mencionar, por supuesto, el mercado Asiático, principalmente el japonés. Allí varias intérpretes de las corrientes más comerciales de la música (como el j-pop) han incursionado en estilos de Rock. Y existen bandas íntegras de rock o metal que presentas chicas en como miembros o son integradas completamente por ellas, ejemplos: High and Mighty Colors, Baby Metal, exist†trace, por solo mencionar algunas de las más exportadas hacia occidente por la industria asiática.

Finalmente nuestra américa también ha dado de que hablar positivamente en el asunto: Aterciopelados, Eruca Sativa, Connor Questa han sido varias de las mujeres que se han impuesto con renombre en el panorama. Cuba no le dejemos afuera a las que han sido encabezadas por hembras: Okulary, Septum, Bury my Eyes, Némesis, Antagon, Teufel, Storm Cloud, Sweet Lizzy Project, Puertas Negras; también mencionemos a Hipnosis, Escape, Mephisto, Kill The Fish, Cancerbero, Helgrin, La Banda de David Blanco, que tienen (o tuvieron en su momento) mujeres en su nómina.

De Cuba estas solo algunas, de entre tanta cantidad. Para saldar deuda que le debemos a las mujeres, como entes creativos en las grandes bandas, les invito a mencionar (en los comentarios, allá abajo) a mencionar otros de los nombre que faltaron en esta resumida revisión histórica.

 

 

Pd: Ufff!… artículo larguísimo, no!? Pero necesario para poder documentar la historia de las mujeres en las distintas escenas, nacionales o mundiales…!

 

Autor: A9X / Original: No.V

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.